lunes, 26 de septiembre de 2016

En negro


Como las tarjetas de Bankia. Como el luto. Este blog llega a su sexto aniversario con el brío mutuo que le ponemos quien escribe y quienes lo leen. Superando una media de 500 visitas mensuales que no es ni poco ni mucho. Depende de la comparación, pero que no podía sospechar en el momento en que, recién jubilado, inicié esta andadura. Gracias a quienes os atrae esta visita.

La semana, y no solo en lo personal, sigue marcada por Siria. Un amigo ha escrito que la carrera por Siria celebrada la semana pasada en Santander ha elevado la decencia de esta ciudad (*). En la misma medida en que he figurado en el núcleo organizador de esa carrera, mi propia decencia, mi humanidad, también han aumentado… pero en Alepo siguen muriendo por centenares, a diario. Las condiciones de vida son infrahumanas, hablamos de millones de personas, y el acceso a un poco de agua potable se ha convertido en una aventura para cientos de miles. Aventura que frecuentemente no acaba bien.

A miles de kilómetros, en la calle 42 de Nueva York, los organismos internacionales discuten, en sesiones ordinarias y extraordinarias y como en los mejores tiempos de la guerra fría, Rusia y Estados Unidos se echan las culpas mutuamente y no acaba de salir una resolución clara que alivie el conflicto para la población civil. No hablo de un arreglo medianamente definitivo del conflicto. Solo que la ayuda humanitaria llegue sin convertir en héroes a quienes la mueven y la reciben. Sin que esos convoyes, como ha ocurrido esta semana, se conviertan en objetivos militares.

El Mediterráneo es una plaza mayor. Todos los que vivimos en sus orillas somos vecinos. Siempre lo he visto así. No me influye un reciente video de Serrat. Quién sabe si la canción del pirata de Espronceda "Con cien cañones por banda..." o mis estudios de geografía en Barcelona. Pero se entiende muy bien con un mapa convencional en las paredes de las aulas. Después vienen las manías de los adultos. Las religiones diferentes, los intereses económicos y geoestratégicos y…la liamos muy parda. Pero, la carrera aquí la semana pasada lo certifica, algo cambia cuando la sociedad civil se implica directamente

En este momento la situación política española ayuda mucho. La mayoría solo espera de sus dirigentes políticos que dejen de marearnos. Han cambiado muchas cosas que nadie parece haber entendido y en ese momento confuso gana quien menos miedo da. Lo que hay gana, aunque sea de manera insuficiente, frente al cambio  y mucho más cuando el cambio aparece dividido y vuelto a dividir. Recuerdo una formulación del PSOE como casa común de la izquierda. Debe hacer ya un cuarto de siglo, recién caído el muro… Ya no hay casa, ni común, ni… y los relevos vienen ya fragmentados de serie. Al litigio Susana-Pedro  le acompaña ahora, de forma cada vez más abierta, el de Pablo-Íñigo. Yo no las veo pero creo que hay series mucho más interesantes.

Escuchar los resultados electorales de ayer en Galicia y Euskadi junto a la noticia de la apertura del juicio de los salteadores de la antigua Caja Madrid produce impresiones difíciles de escribir. Al fin y al cabo las leyes autoritarias que el actual gobierno en funciones aprobó con su última mayoría absoluta siguen en vigor.

El único alivio: los cambios en mi vida personal de los últimos meses. Las últimas horas de la campaña electoral las pasé cuidando a mi nieta y ayer, en lugar de estar pegado a la radio al cierre de los colegios electorales, estaba en el cine. Y además acompañado. Fundido a negro...

(*)http://www.eldiario.es/norte/cantabria/primerapagina/calle-manual-ciudadania_6_561053898.html




lunes, 19 de septiembre de 2016

El daño está hecho

Recibo un enlace de un amigo para poder ver un video realizado en las islas Baleares. Se titula así, el daño está hecho y no voy a extenderme mucho sobre su contenido. No me prodigo mucho en este blog con enlaces externos pero ahí queda el citado. Vale la pena mencionar que está hecho por profesionales de la sanidad de las islas. Por profesionales que saben de lo que hablan. Que han visto los resultados de determinadas políticas en su trabajo cotidiano y en la salud de la gente.

Vale la pena recordar que todo ese daño se hizo, supuestamente, para ahorrar y por imperativo de la Unión Europea. A la vez continuaba el atraco a los ciudadanos. Un atraco que con nombre diferente empieza a sustanciarse en instancias judiciales diversas. Con la lentitud propia de la justicia española. Con la maldad intrínseca a su politización.

La perplejidad ciudadana, que parecía que ya había alcanzado cualquier cota posible, sigue escalando, ahora ya sin suelo a la vista. Literalmente agarrados a la brocha por falta de escalera. La deslenguada diputada por Málaga, Celia Villalobos no duda un segundo en achacar los problemas judiciales de Rita Barberá a las conexiones políticas de Cándido Pumpido.

Como la cara y la cruz de una moneda similar, la diputada por Cantabria, Puerto Gallego ve en los suyos, sus problemas con la justicia, el resultado de una persecución política. Griñán, Camps, … pesos pesados de los dos partidos que han gobernado hasta ahora, rellenan a diario las crónicas judiciales. Además la ciudadanía debe soportar en horarios de máxima audiencia explicaciones modelo Cospedal, que en cualquier otro lugar del mundo civilizado y en parte del otro llevarían directamente a la jubilación de la protagonista. A una oficina sin contacto con el público como mínimo.

En documentación pública siguen apareciendo con demasiada frecuencia subvenciones, más o menos encubiertas, en las que el dinero público, incluso en estos momentos de apuro, alcanza a empresas amigas por valor un euro por debajo del límite que obligaría a que la citada subvención fuera más transparente. O transparente a secas. A veces se olvida que eso está muy cerca de …

Y no me voy a privar. Al fin y al cabo este es mi blog. Hay algo parecido a un alto el fuego en Siria. Ojalá –hermosa palabra de procedencia árabe- dure y sea el inicio de algo que se pueda empezar a llamar paz. Hace unos días he recordado en una emisora de radio, a la que acudí para promocionar una carrera celebrada ayer en Santander, que aunque ya no sonara un disparo en Siria, y alguno sigue sonando, tienen por delante años muy duros. En España se necesitaron 20 años. En 1955 se alcanzaron los niveles macroeconómicos que teníamos en 1935.

Hoy y mañana se debate en la ONU sobre esa guerra y sobre el drama de los refugiados en general. Todavía no ha amanecido en Nueva Cork. No cuesta mucho confiar en que por una vez, se haga algo provechoso en una reunión de ese calibre. En mi ciudad, en Santander, la capital de Cantabria, ayer, ha ocurrido algo prodigioso que nos sitúa por una vez por delante de la gran megalópolis de occidente. Ayer Santander corrió por Siria. Miles de ciudadanos se han implicado. Han arrastrado a las instituciones. A muchas empresas. Gracias. Gracias a todas las personas, físicas y jurídicas implicadas.

Se ha vuelto a demostrar que personas trabajando por y para personas pueden alcanzar un nivel de efectividad que muchas empresas e instituciones simplemente ni sueñan. Valor. Ilusión. Decisión. Claves del éxito. Suerte para Siria. Para todos sus ciudadanos. Los que han salido de sus fronteras y, fundamentalmente, quienes han conseguido resistir dentro. El daño está hecho pero pongo mi atención en la calle 42 Este.







lunes, 12 de septiembre de 2016

Cables cruzados



Probablemente hoy en este blog se debería encontrar algo sobre la efeméride de ayer, Catalunya, Chile, Nueva York. 1714, 1973, 2001. El once de septiembre es, al menos, triple. Pero la semana pasada al teleférico que desde Chamonix sube al macizo del Mont Blanc se le cruzaron los cables. Literal. Fue cosa del viento. El rescate se tuvo que interrumpir y unas 30 personas pernoctaron a más de 4.000 metros de altura. Algunas menores. Ahora que Olivia ya ha llegado, sana y fuerte, creo que me interesan más las noticias relacionadas con menores. Nunca habían dejado de interesarme. Ahora me interesan más.

Ese mismo viernes se desató otra tormenta sobre una actividad en la que me encuentro muy implicado y que durante los últimos meses me consta que ha ocupado buena parte del tiempo libre y de descanso de un puñado de personas, sin duda, de buena voluntad. El domingo 18 se va a desarrollar en Santander una carrera solidaria a favor de la población que más está sufriendo el conflicto en Siria: los desplazados internos. Aquellos sirios que no han querido o no han podido abandonar su país, en guerra desde hace ya cinco años. La carrera es una segunda edición de la que se desarrolló en Madrid el pasado mes de febrero y que consiguió poner en el terreno ayuda humanitaria por valor de más de 20.000€ Con escalas tan diferentes, nuestra ciudad puede alcanzar un éxito notable con una cantidad menor.

Los organizadores de la carrera, es justo decirlo, se han encontrado con una colaboración más que notable por parte de todas las personas e instituciones a las que se la han solicitado. Desde artistas como Alejandro Sanz o Amaral a deportistas de élite como Oscar Freire o Laura Nicholls y muchos más. La organización, que no admite ningún patrocinio para que nada ni nadie trate de apropiarse de alguna imagen relacionada con la carrera, publicará un listado exhaustivo de agradecimientos después de terminada la actividad. En ella tiene que figurar el Ayuntamiento de Santander.

Ruth Beitia también se ha prestado a divulgar la carrera. Un hito notable en la historia del deporte español y santanderina de nacimiento. Ha habido alguna arremetida contra esa imagen. Ruth, además de esa carrera deportiva notable, es diputada regional del PP. Y a Antonio Mantecón, concejal de Santander actualmente no adscrito   también se le cruzaron los cables. A alguno de sus colaboradores incluso más. Se supone que conocen perfectamente el valor de los entrecomillados y a pesar de ello simulan que Ruth Beitia ha apoyado SantandercorreporSiria en su calidad de diputada y no por haber ganado, por ejemplo, el oro de su especialidad en los Juegos de Río.

Apenas conozco al concejal y mucho menos a su colaborador. Supongo que son esferas puras. Sin el menor rastro de aristas. Que nunca han protagonizado ningún tipo de polémica. O sea, que estarán ya en los altares de la santidad laica. Nunca vamos a saber cuánto daño han procurado al éxito de la carrera declaraciones como que los organizadores “prefieren pan sin honra a honra sin pan” Invocar a Méndez Núñez desde una izquierda metafísica, cuando además el destino del pan es Siria, solo se puede atribuir a otro cruce de cables.






lunes, 5 de septiembre de 2016

A escote



Aliviado por la no desaparición de Rosa Márquez. Ha tenido más suerte que Fernando Berlín. Pero hoy empiezo por abajo, por local.  El viernes Olga Agüero publicó su columna en el Diario Montañés. La libertad para escribir de la que goza Olga en el Diario, por si misma, aunque hay muchos detalles más, permite comprobar que el Diario está en una etapa diferente a la que durante decenios hizo del decano de nuestra prensa algo que en catalán definirían como carrincló, que no es exactamente mediocre y que me cuesta traducir.

En el siguiente número, el del sábado, el grupo municipal popular de Santander, en cartas al director, como si no tuvieran otro medio de ser escuchados, arremetían contra la periodista. No es la primera vez. Al margen de muchas otras cosas, el efecto altavoz es enorme. La columna de los viernes de Olga tiene muchos partidarios y, supongo, muchos detractores, pero si el equipo de gobierno municipal coloca el amplificador…

Empieza a no existir prensa convencional realmente libre y plural. Leo hoy mismo a Ramón Lobo, un periodista de oficio, muy alejado de tesis bolcheviques, y afirma que La prensa conservadora de Madrid, es decir toda la que se publica en papel… Es como para proclamar el estado de alarma. Por eso es tan importante la columna de Olga. Y la voz de nuevos medios, necesariamente digitales.

Y es que, al final de todo, solo encontramos dinero, sucio la mayor parte de veces. Pero dinero de todos que expolian unos pocos. Se disfrazan de lo que haga falta, siempre envueltos en banderas. Ya sé que hay una distancia entre ir en autobús al Rocío y asegurarse un sueldo de más de seiscientos euracos diarios. Se dice que en el Banco Mundial el ex ministro Soria ganará una cantidad anual que dividida por 365, resulta muy semejante a la pensión mensual de viudedad de una de mis hermanas. Wert no gana ni la mitad en su exilio parisino. Pobrecillo. El año próximo Soria podría llenar el Rocío con más de doscientos autobuses. Eso si que sería una peregrinación…

Peregrino. El diccionario de nuestra máxima autoridad lingüística tiene ocho entradas para esa voz. Alguna le vendrá bien al ministro Soria. No tiene que ser la misma de quienes hayan viajado por la cara al Rocío. Tenemos en asuntos de lengua más de un malentendido. Pagar a escote no es lo mismo que pagar a medias, todos iguales. Si solo tenemos que pagar cada uno la parte que nos corresponde en un gasto común, yo no he ido al Rocío en autobús municipal…

Robin Hood, Dick Turpin, El Tempranillo, Luis Candelas, Serrallonga, tantos otros, tienen el reconocimiento literario. Espero que ninguno de los mandamases del Banco Mundial llegue a nada parecido por mucho que interpreten bastante bien al bandolero postmoderno. También podríamos abaratar el recibo de la luz con el despido de tanto inútil presente en los consejos de administración de las empresas de energía.

En casa seguimos esperando a Olivia y yo lo del sin gobierno me lo tomo a escote. Aposté por un gobierno de primavera, el que era posible entonces. Y tuve algún reproche y además mis dotes proféticas son como son. No hay gobierno de verano y ya veremos lo del otoño como se nos da. Rajoy ha suspendido en septiembre. Puede repetir o abandonar, pero le suena, al fin y al cabo también ha sido ministro de Educación, que lo último no está bien visto.









miércoles, 31 de agosto de 2016

Convocatoria extraordinaria



Hay un cambio de luna en pocas horas que puede alterar de nuevo mi estado civil. He escrito varias veces en este blog, quizá en alguna otra parte, mi estado de huérfano, viudo y jubilado, por orden cronológico. El nacimiento inminente de Olivia me convertirá en abuelo. Creo que no hace falta aclarar que va a ser el mejor de esos estados. Y como casi siempre, esa felicidad interior no encuentra correlato en el exterior. No te preocupes Olivia. Ven. Llega pronto y bien.

¿Qué ha sido de Rosa Márquez? Los reajustes que están haciendo un corte árabe del antiguo corte inglés se la han podido llevar por delante. Las estrellas de la radio han vuelto antes de fin de mes, por culpa del presidente del gobierno en funciones, todo hay que decirlo y porque ayer, hoy y no sé si mañana, esa misma radio está impracticable. Que parece que seguimos sin gobierno como si eso fuera una noticia fresca y aquella voz que nos indicaba los ventajosos precios de los grandes almacenes no se escucha. ¡Ay!

Por deformación profesional en mi memoria las rebajas se mezclan con la convocatoria de septiembre. Seguro que muchos de mis colegas en los tres próximos días hacen alusión al asunto. Se sabe. En septiembre se aprueba con peores resultados en los exámenes. Por eso Rajoy ha calculado las fechas. Por eso no se presentó para una evaluación en febrero o marzo. Ahora esgrime, y los suyos aplauden, que 170 es una buena nota. Y es cierto. Yo, traducidos los 350 escaños al 10 de la máxima calificación académica, no hubiera tenido ninguna duda. Hay que ser muy duro para suspender en septiembre a alguien que saca un 4,85. Por eso es extraordinaria la convocatoria.

También es cierto que por méritos propios no tiene más de un 4 y ahí si que habría polémica en la Junta de Evaluación. Las 85 décimas no vienen de haber copiado en el examen. Se las ha prestado Rivera, que nos ha resultado un poco bígamo. Ya le prestó lo que tenía al PSOE en marzo y tampoco fue suficiente. Lo más rupturista de C’s va a seguir siendo aquel cartel de unas elecciones catalanas en las que Rivera aparecía desnudo.

Rivera no debe conocer aquel famoso editorial de Calvo Serer de mayo de 1968, que acabó con un diario Madrid dinamitado literalmente y que se titulaba Retirarse a tiempo. No al general De Gaulle. El franquismo no reparó en el subtítulo. En el PP de casi 50 años más tarde tampoco se enteran de quien sobra en la primera fila.

De fuera llega alguna noticia esperanzadora, Colombia, y alguna otra muy confusa, Venezuela, Brasil. El presidente francés, en muy baja forma, se ha podido cargar la firma del tratado con los Estados Unidos, TTIP, que tantas desconfianzas había sembrado … En España no creo que tengamos un héroe contemporáneo de la talla de Garibaldi. A alguno que podía haber sido algo parecido lo fusilaron a tiempo. A tiempo de que no llegara a tener un papel parecido. Quizá por eso no tenemos un portaviones que se llame El Empecinado y un personaje como Rajoy se permite citar la Constitución de 1812 en vano.

No teniendo portaviones, no invitamos a los líderes vecinos y Merkel y Hollande se van a un portaviones italiano. El futuro de la U.E. tras la fuga británica no pasa ni por Madrid ni por Barcelona. Al fin y al cabo, la marina italiana es la campeona de los rescates en el Mediterráneo. Cifras escalofriantes.






lunes, 22 de agosto de 2016

Fun, Fun, Fun


La bahía de Santander figura entre las más guapas del mundo. Es una de esas condecoraciones que no tengo intención de discutir. Es, naturalmente, subjetiva. Y yo no puedo ser  objetivo cuando uno de los primeros recuerdos de infancia es la vista de esa bahía desde la fachada sur de la casa en la que nací. Una vista que me duró hasta los quince años. El desarrollo urbanístico se cepilló nuestra vista al sur. A cambio, ahora, puedo ver la bahía siempre que quiero aunque no desde mi casa y de verdad que merece la pena. Atravesándola en la primera hora de este penúltimo lunes de agosto, un extraordinario lunes al sol, he recordado la película que vi ayer.

Money monster vale la pena. Y no es por ser la primera producción que desde dentro se carga el sistema. Algo en su ritmo me ha parecido muy original. Esa especie de juicio final en el que el comunicador de fama cree llegado su momento… No acaba bien para ser creíble, pero ese planteamiento de aquella joven, 25 años menos, agente del FBI que negociaba con Hannibal Lecter, me ha gustado. No creo que la plana mayor de C’s haya visto esa película. Que haría Rivera si descubriera que Rajoy viaja a Sudáfrica en lugar de a Ginebra?

¿Han visto la película los que insisten a  diario en que hay que facilitar que Mariano siga siendo el presidente del gobierno de España? Somos cuarenta y tantos millones y el presidente tiene que ser alguien como él? Han reparado en el villancico catalán quienes han diseñado una estrategia de convencimiento que pasa por evitar unas elecciones el día de Navidad? Cuando escuché por primera vez el villancico del titular no sabía inglés. Ni catalán. Ahora mismo tampoco se si refiere a la alegría. Y además están los anuncios de la lotería nacional que no paran…  ya es navidad, como cuando el corte inglés anuncia la primavera en enero.

Al  Ayuntamiento de Santander le ha debido tocar la lotería esa antes del sorteo y no para de anunciar obras. Parece un año electoral.  Una de esas obras que se anuncian a diario, quizá la más gruesa por presupuesto, se sitúa en la intersección de General Dávila y Alonso Vega. Nuestro callejero todavía está así. General Dávila parece que va a dejar de existir en Madrid y un nieto del general no parece muy de acuerdo con la retirada del rótulo. En un país normal ese rótulo hubiera dejado de existir hace muchos años. Mi abuelo no traicionó a nadie hace 80 años y nunca hubo una calle con su nombre. A cambio, sigue presente en nuestra memoria en positivo. Sin dar que hablar… Acabo con otro asunto municipal.


La concejala de cultura de esta Smart City, con bonita bahía, ha afrontado el conflicto entre la corporación y la Sociedad Menéndez Pelayo tirando hacia la confrontación. Ya tuvo otra actuación muy discutible en torno, precisamente, al callejero que incumple la legalidad vigente. No conozco a la concejala pero conozco al presidente de la Sociedad Menéndez Pelayo antes de que Jodie Foster interpretara su papelón en el silencio de los corderos. Destaco, hoy, solo un par de sus virtudes: Enorme capacidad de trabajo y talante negociador. Por favor, sobran conflictos, tomen nota en la Casa Consistorial.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Entropía


Entre esta entrada y la anterior el verano ha pasado su propio ecuador. Por San Lorenzo me marché a Francia. Unos amigos, que son mi única familia francesa, han hecho que tres días en la fachada marítima del Poitou me hagan olvidar la locura de calor y tráfico de otras tantas jornadas en los alrededores de Burdeos. Nos equivocamos muchas veces pensando que a más norte más frío, en relación directa y sin matices y no es así.

Muchas veces también creemos que nuestro país es lo peor de lo peor en atascos y accidentes. En respeto a los ciclistas… en muchas cosas… y tampoco creo que sea exactamente así. Acabo de ver una ventaja clara en el país vecino. En una playa de las Landas, en la zona vigilada, perfectamente acotada y no muy amplia, con lo que el baño podía ser muy semejante al de algún ritual hindú, junto a dos socorristas en actitud muy vigilante, se encontraban dos agentes de las CRS, compañías republicanas de seguridad, lo cual sin duda ayuda mucho a que los bañistas obedezcan las órdenes de los socorristas, algo que no siempre sucede en nuestras playas.

Cal y arena. Como casi siempre. No quiero entrar en la wikipedia pero me parece recordar alguna ley física que afirma que el orden se consigue a base del desorden. No me lo tomen en sentido literal pero debe ser bastante aproximado. Aquel día no debí ir a clase pero la segunda ley de la termodinámica entró en mi vida más tarde. La primera es repetida por escolares de primaria que seguramente desconocen la profundidad de lo que afirman de la energía.

El alcalde de Santander, por formación inicial, seguro que conoce bien las leyes físicas pero no actúa en consecuencia. Eso es muy humano. Se ha montado, una vez más, una bastante gruesa en torno a la plaza de Cañadío. Durante la Semana Grande yo mismo lo pude comprobar en directo… poco después la policía municipal ha actuado y el botellón ¿ha desparecido? No. El orden en Cañadío se consigue a base del desorden en zonas relativamente cercanas. Los servicios de limpieza urbana seguramente tienen el mapa detallado del botellón urbano. Con crono exacto. Según épocas del año y horas del día ¿Quiere el Ayuntamiento poner orden o simplemente amagar y seguir trampeando?

Los vecinos de Cañadío también tienen lo suyo. En unas ventanas sobre locales míticos de la plaza se anuncia que ese piso vale cero euros por culpa de… Yo he llamado para interesarme por uno en venta muy cercano, a menos de cien metros. Y sí, tenía ceros, bastantes, pero con alguna cifra por delante distinta a la nada.

Este ascenso me lo agradecerá Iñigo toda la vida. El alcalde hace lo que cualquiera por ahí. Erdogan, sin ir más lejos. Obama. La Unión Europea…orden por un lado desorden por otro. Hay un extra de The Economist, de 28 de mayo, sobre las migraciones donde resalta que la crisis de los últimos meses en Europa es solo una parte, y pequeña, de la que afecta al mundo en su globalidad y que lo peor se soporta en los países menos afortunados. El subtítulo no admite dudas. El mundo rico debe gestionar mejor la crisis de los refugiados. La última vez que tuve noticias de esa publicación no era -todavía- el órgano del comité central de un partido extremista.

Finalmente está el PP. Su orden/desorden no es culpa propia. Es de los socialistas. Desconozco si puedo meter iconos en este blog. Adivinen cuál podría ir aquí, pocos minutos después de una rueda de prensa de Mariano.