lunes, 13 de febrero de 2017

Un babero [Para Olivia (3)]


Querida nieta:
Ayer, 12 de febrero, que hacia 1976 acuñó un espíritu, más de la mitad de la actual representación parlamentaria clausuraba los congresos de sus partidos. Ni una palabrita más. Cada vez me siento más lejano. De todos. A la vez que me acerco a la gente. A las personas. Y trato de estar acompañado. Amigos y familiares, los que nunca nos fallan.

El secreto de la felicidad debe andar guardado muy cerca de ahí: frente a los que nos defraudan, la permanencia de los afectos, de la fidelidad. No tiene nada que ver con desacuerdos puntuales, se trata de algo más permanente. Ayer cumplía años una de tus tías abuelas y hoy lo hace tu tío abuelo, dos de mis hermanos. Esa permanencia de afectos es de lo que te hablo. Los amigos, los que siguen siempre, después de lo que sea o haya sido, frente a los que para nuestra sorpresa tienen más aprecio al puñetero plato de lentejas.

A cierta edad tenemos de los unos y de los otros. A algunos ni se les puede guardar rencor. Hay mucho atrás… otros, simplemente se acercaron en un momento, casi siempre de forma interesada y después se han ido con o sin apuñalar. Pero hay un apartado que tiene que ver con la dedicación profesional de tus abuelos paternos que quiero que sepas antes de que todo ese campo se encharque. Puede que no soplen los mejores vientos.

He tenido la ocasión, y el orgullo, de decirlo en un acto público el pasado jueves, y seguramente está por ahí, por aquí, en  este artilugio que cuenta con más de sesenta mil visitas a sus más de trescientas entradas, los que en nuestra vida activa hemos sido profesores, seguramente otras profesiones cuentan con algo parecido, tenemos un salario diferido. No nos lo han pagado cuando trabajábamos pero lo recibimos en forma de afecto de nuestros antiguos alumnos cuando nos encontramos con ellos.

Hoy voy a encontrarme con una antigua alumna. Han pasado unos veinte años. También di clase a sus dos hermanos. Cristina era de las buenas, de las meticulosas, de las que querían saber todo lo que se pudiera saber sobre el tema, sobre cualquier tema. Recuerdo como mantuvo, durante el verano de 1997, una recogida diaria de datos destinada a hacer una gráfica para una exposición que se inauguraba a finales de septiembre con nuestros socios europeos. De Francia. De Dinamarca. De Islandia.

Nos hemos encontrado hace un mes aproximadamente. Hacía más de un año que no ocurría. Esta ciudad tiene un tamaño que permite encuentros casuales de vez en cuando. Nos hemos contado cosas bastante íntimas. De adultos amigos. Tiene una niña unos meses mayor que tú. Y ha decidido hacerte un babero. La broma es que podía haber sido para mí, por como parece que me expreso cuando hablo de ti o enseño tus fotos. Pero el babero, que recogeremos hoy, y tú vendrás conmigo, pone Olivia, y daremos prueba posteriormente.

Cosas de ese tipo son las que te digo que son importantes. Sin olvidarnos de que el mundo anda muy revuelto, pero, ¿cuándo no ha sido así? Sin recurrir a los libros de Historia, tus bisabuelos eran muy niños cuando el mundo se desangraba en lo que conocemos como I Guerra Mundial. Al menos dos de ellos combatieron en la guerra civil. Mis hermanos nacieron durante la II Guerra Mundial y yo cuando la de Corea. Ahora hay un peligro público en la Casa Blanca pero cuando tus padres tenían dos años a los ciudadanos de EE.UU  se les ocurrió elegir a otro RR para ese puesto y no era yo. Seguiremos...



lunes, 6 de febrero de 2017

Tarajal


Puedes andar buscando si el Ars Amandi es de Ovidio o de un actor porno; si Arsénico por compasión tuvo versión teatral antes que cinematográfica o lo que quiera que andes buscando: en mi buscador habitual en cuanto escribes “ars”, en segundo lugar,  después de arsenal, viene Arsenio Fernández de Mesa. Sus méritos tendrá el hombre. Si es cierto que en los buscadores se escalan posiciones según búsquedas de la gente, al anterior director general de la Guardia Civil le buscan mucho. Aunque deberíamos buscarle mucho más. Se busca, sobre una foto del repeinado nuevo consejero de Red Eléctrica, podría ser un sueño casi erótico.

No recuerdo si Ovidio hizo fortuna y siempre tenemos presente lo de que Roma no pagaba traidores, pero a Arsenio le van pagando bastante bien. El último empleo conocido le da unos diez mil al mes por quince pagas según dicen fuentes generalmente informadas. A cargo del recibo de la luz de todos, que empieza a parecer la factura de caviar beluga de alguna familia de postín.

Y el caso es que cuando se emerge con un sueldo tan exagerado por no hacer nada, un regalito fino de verdad, nos enteramos que el empleo que debía tener este hombre es bien noble. Debería ser jardinero. Un campo en el que alguna vez parece que demostró alguna pericia. Pero no, ha tenido empleos diversos, siempre pagados con dinero público, y sin someterse a ningún examen para evaluar sus competencias. Su currículo académico es más bien confuso. No apostaría yo ni un céntimo por su título de bachiller.

Si eres amigo de alguno que manda, pongamos Rajoy, para qué otras pruebas. Y así llegas a dirigir un cuerpo de la seguridad del estado y te encabritas en la televisión y llegas al insulto contra quienes osen poner algún reparo a tu verdad. Y en pocas horas tu jefe te tiene que desmentir en parte y a costa de ponerlo todo peor,  y contar una historieta que no pasaría el aprobado ni en un parvulario. Los disparos no eran al negro ni al blanco. Se trataba de trazar una frontera en la mar…

Y ahora, con el riñón de Arsenio bien forradito, la Audiencia de Cádiz reabre un caso que estaba provisionalmente archivado. Hay pruebas gráficas y testimonios orales recogidos en el documental Tarajal y no cuesta mucho hacerse una idea de lo que realmente ocurrió aquella mañana de febrero, ahora hace tres años, en una playa de Ceuta, junto a la valla que marca la frontera con Marruecos. Una frontera maestra para la nueva administración de los Estados Unidos.

Hay por lo menos quince seres humanos que perdieron la vida en el intento de ganar una mejor y que no se ahogaron por causas naturales. El pasado viernes se proyectó el documental en Santander y el sábado unos centenares de ciudadanos reclamamos verdad, justicia y reparación para un caso que debería avergonzar a todos cuantos conserven alguna vergüenza.

Hay un nuevo director general en la Guardia Civil y un nuevo ministro del Interior. El presidente del gobierno es el mismo que amparó aquella actuación y el documental, ganador del premio al mejor largometraje documental de la Mostra de Cine catalán, empieza ahora su recorrido en castellano.

https://www.youtube.com/watch?v=81MQN-6IaFM



lunes, 30 de enero de 2017

Primarias




Podría preguntar, tengo amigos que suelen participar en las primarias socialistas de nuestro vecino del norte. Pero no me hace falta. Uno ya ha mostrado su alegría en facebook por el triunfo de Benoît Hamon. Otros supe que no participaron en la primera vuelta, cuando Valls ya quedó muy tocado y me consta que este fin de semana han estado de celebraciones familiares.

No creo que estén muy contentos con la posición de quien ha triunfado pero… el 23 de abril, los franceses van a votar el día del libro y la rosa, seguramente le van a dar su voto. No es fácil para un votante socialista entregar su voto en primera vuelta a un candidato de la derecha, Fillon,  con basura recién descubierta en su expediente, de esa parte al parecer tan difícil de evitar: Dar cargos con sueldos públicos a la esposa, a los hijos… El único regocijo es el que nos lleva a la pandemia, por el mal de muchos y en todas partes cuecen habas.

Creo que lo he dicho por aquí en más ocasiones, la enorme porquería vertida en tuits con motivo del fallecimiento de Bimba Bosé ayuda a explicarme a mí mismo mi ausencia de esa red: No podría soportar esos cruces de excrementos en un máximo de ciento y pico caracteres. Hay más. Los políticos también tuitean y aguantar eso cada pocos segundos requiere hígados más blindados que el mío. Trump parece que es muy aficionado. Al presidente de Aragón le ha faltado tiempo para pronosticar el fracaso de su correligionario francés.

Hamon es bretón y Valls nació en Barcelona. No sé si en Francia se va dibujando algún tipo de división geográfica entre aspirantes socialistas pero lo de aquí era de libro. Era. El trío Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura con muchos rasgos en común y no solo en positivo, se ha visto reforzado últimamente. Aragón y Valencia no están muy al sur. Asturias nada. Y ese relato se ha hundido con la candidatura del ex lendakari López, objetivamente favorecedora de la reina del sur si decide presentarse.

En este blog ya hace semanas que se apuntó: un tercer candidato que divida el voto más socialista del PSOE entregaría el liderato a Susana Díaz (*). Ahora hace falta que ella se decida. Dirigir un partido socialista en mínimos históricos no parece una gran bicoca pero hay egos personales que no caben en ocho provincias.

Otro gran partidario de tuitear parece que es Arturo Pérez Reverte. Mientras sigue forrándose con su talento literario no deja pasar la más mínima ocasión para sentar alguna que otra cátedra. Tengo, si encuentro tiempo en mis tareas ordinarias, que hacer un seguimiento de su opinión sobre los refugiados y sus peligros potenciales. El jueves me invitaron a un acto que me resultó muy emotivo. En un colegio concertado, con algún ideario religioso, supongo, han recogido más de doscientas mochilas con material escolar y las van a hacer llegar a Siria. Corrieron por el parque de las Llamas desde los más pequeños hasta los de los ciclos formativos. Una alumna leyó un texto en árabe. Sonó varias veces Le partisan de Leonard Cohen… No parece que consideren bárbaros, en ninguna de sus acepciones, a los refugiados.

(*) http://robertoruisanchez.blogspot.com.es/2016/11/vinetas.html








lunes, 23 de enero de 2017

Fitur, un notario y lucha de clases

He tenido la fortuna, en lo que se puede empezar a considerar una vida larga, aunque todavía por debajo de la esperanza de vida media, de no haber padecido ninguna alergia. Física. De otro tipo me asalta alguna de vez en cuando. Confieso una alergia notable a FITUR. Ese mercado del turismo que se celebra en la Feria de Madrid cuando los ciudadanos se van quedando sin respiración en mitad de la cuesta de enero.

De la cuesta de enero ya no se habla mucho. Todos los meses y todas las semanas se han convertido en pendientes muy importantes para la mayoría de la población, pero en FITUR nos seguimos gastando una pasta que no sé si alguien cuantifica por los retornos que eventualmente pueda producir. FITUR se rodea de un complejo de saraos donde lo más importante sigue siendo comer, a ser posible gratis. Y que te vean. Si no vas allí no eres. Yo asumo que no soy pero a la vez aviso, cualquier año de estos se enterarán quienes comen poco o mal o las dos cosas a la vez y...

Más de un amigo me lo ha escuchado: no me gustan las maneras de mi presidente y a la vez entiendo que tal y como está el mercado regional de la política sigue siendo, a su edad, lo mejor que tenemos. FITUR es uno de sus grandes escaparates anuales, de donde suele volver victorioso. Gusta mucho por ahí, al otro lado de la cordillera. Incluso más que por aquí. Sin embargo, la gran foto que he visto del evento ha sido para dirigentes populares, partidos de risa literalmente. La nueva alcaldesa de la capital y su hermano también alcalde de su pueblo, y uno de los nuevos dirigentes nacionales, de los modernos, de los que llevan la americana varias tallas más pequeña…

¿De qué ríen? Nunca lo sabremos los de a pie. Del ministro de Fomento ahogado por la nieve en el Levante casi seguro que no. De su supuesto jefe Nacho Diego casi seguro que tampoco. Del presidente? No deberían hacerlo, es quien les quita su sillón natural. De la vicepresidenta desmayada? Sería una falta de caridad cristiana que… Tampoco es fácil que se rían de lo mío. Lo mío de este año turístico es que el gran acontecimiento, en buena parte religioso, tiene un duro competidor en un año santo murciano y aunque nuestro bipartidismo es trinitario, y la pata Revilla desequilibra el trébede, un sin palabras lo dice todo.

En la anterior edición, 2006-2007, Bruce Springsteen y los Chieftains, entre otros, en Santander y San Vicente, acompañaron los actos religiosos. Este año la gran atracción parece que será Enrique Iglesias. Como el platino iridiado del metro famoso, eso si me da una medida. Lo peor de la semana es que sin saber de qué se ríen los que se ríen, ni al presidente, ni a la vicepresidenta ni a la alcaldesa de la capital les queda  tiempo para arreglar algo, un poco, la vida de los demás, incluyendo a quienes lo pasan peor: aspirantes a refugiados y menores extranjeros no acompañados. Para eso no hay hueco en la agenda.

Está demostrado que se da fe de muchas maneras y no hace falta ser un profesional aunque uno, ya jubilado, me acaba de impactar. López Burniol, que además de notario es comentarista político, catalán de la mayoría, de los que no son de ancestro completamente catalán, de los que molestan tanto en Madrid como en Barcelona, acaba de situar el panorama de su esquina y del conjunto del territorio. Le he escuchado en la radio aclarar lo que pasa. No creo que un notario ya jubilado, que cursó sus estudios en la Universidad de Navarra, sea especialmente fanático del marxismo, pero ve la situación actual como un conflicto entre los establecidos y los que no lo están. Arriba y abajo. Pobres y ricos. ¿Lucha de clases? Muy nuevo no es.


lunes, 16 de enero de 2017

Welcome Donald


Ojalá fueras un pato. Puedes parecerlo a veces, pero no lo eres. Sólo con la alusión a Meryl Streep, Donald Trump ya se ha situado entre la gente que no me cae bien. ¿Sobrevalorada la señora Streep? A ver,   puntuemos a otras gentes sobrevaloradas: Cervantes? Shakespeare? Einstein? Si hasta Carlos Boyero opina que es grande entre las grandes. Para mí ya has agotado el mandato, Donald.

Los presidentes de los EE.UU se dirigen a sus ciudadanos en estas fechas de enero. Es, la mayor parte de las veces, el discurso más solemne del año. El mensaje sobre el estado de la Unión tiene numerosas citas históricas. Así ha sido decenas de veces. El año próximo se cumplirá el centenario de uno de los más notables. El del presidente Wilson que contenía el plan de paz que meses más tarde daría lugar a la rendición de los Imperios centrales y al final de la I Guerra mundial.

Uno de cada cuatro años, ese mensaje es el del comienzo de mandato. Ahí estamos ahora. Los norteamericanos han elegido y ahora empieza la fiesta. ¿Ha ayudado la escasez demócrata al triunfo republicano? Seguramente, aunque no sea fácil establecer la medida. La broma de una película mítica aparece con toda legitimidad. Si los Monty Python se preguntaban que habían hecho los romanos por los de aquellas santas tierras, nosotros podemos preguntarnos qué ha hecho por nosotros Obama.

Aplicando leyes universalmente conocidas, seguro que todo podía haber ido peor, pero el legado del primer presidente de los EE.UU con cierto color de piel, es bastante escaso. En el amplio sector del planeta que va del sur de Asia al norte de África, las cosas no están mejor que hace ocho años. Honestamente creo que están bastante peor. Lo que había y Siria. Lo que había y Libia. Lo que había, que no era poco y… hasta llegar a la mayor catástrofe humanitaria de los últimos 70 años. No culpo a Obama más que en una parte: lo poco que ha hecho para que eso sea así.

Aquí seguimos en la creencia de ese poder enorme del presidente de los EE.UU y es cierto que tiene contrapoderes internos notables. Sólo en la primera cuarta parte de sus ocho años como presidente pudo haber actuado con más contundencia en su reforma sanitaria o en el cierre de la ilegal prisión de Guantánamo y en algún otro. Mientras miramos hacia el espectáculo que sin duda empieza ahora, con epicentro en el Distrito de Columbia, en casa también tenemos de sobra.

La ministra de Sanidad puede acabar arruinando la memoria del gran humorista Eugenio. En acento vernáculo compite más que dignamente. Los afiladores de cuchillos socialistas siguen en su tarea. Los partidos nuevos han envejecido a una velocidad que desafía las leyes físicas conocidas. Conocemos, y no pasa nada, que más de la mitad de la actual deuda pública del reino de España se debe al rescate bancario.

O sea, que el gobierno que en la campaña electoral de 2011 dijo que ni un euro para la banca, ha regalado alrededor del 50% del PIB a unos señores que pasaban por allí y además, el presidente de aquel gobierno, y la vicepresidenta, y… han renovado  sus cargos gracias a… Mucho mejor contemplar el espectáculo del otro lado del charco.

Bajo los adoquines no había playa, pero la mimosa de la semana pasada sí estaba en flor

lunes, 9 de enero de 2017

Empezar, renacer


Un nuevo año, a cierta edad, puede empezar a pesar más de lo habitual. No lo aprecio así y me siento encantado. ¿Qué hace un jubilado, después de alguna tarea doméstica, el día en que en su entorno la gente querida se ha puesto los patines desde primerísima hora de la mañana? Yo, amarrarme también a mi rutina. Cualquier día contabilizaré los estrenos en lunes en este blog pero creo que son mayoría muy amplia.

Hay imágenes de una ola de frío muy notable barriendo lugares de Europa en los que el frío suele ser bastante liviano. Grecia, el sur de Italia… Aquí mismo, después de la mayor parte de diciembre muy templada, hoy me ha parecido ver una mimosa en flor, llevamos casi dos semanas sin ver una nube pero con temperaturas muy por debajo de las habituales. Y empieza uno con sus manías, ¿o no son manías? Las tiendas de campaña de algún campo de refugiados con un palmo de nieve encima, ¿invitan a alguna reflexión?  

Es uno más de los divorcios que se dan entre la gente común y las instituciones que emanan de la soberanía popular. Entre esos aspirantes a refugio, que sobreviven ahora en tiendas de campaña en unas condiciones meteorológicas tremendas, están los miles que España se había comprometido a reasentar hace un año y medio. A escala menor, por local, aunque desgraciadamente en este tema lo local es también global, hoy no se ha celebrado un juicio señalado hace semanas.

Los servicios sociales de esta comunidad autónoma, desgraciadamente parece que no hay diferencias sustanciales con las otras 16, se han visto de nuevo desautorizados. La abogacía del estado ha renunciado a participar en un juicio para la expulsión de un menor extranjero por saber de antemano que es una causa perdida. Los servicios sociales de Cantabria mantienen un cierto empecinamiento demasiadas veces y olvidan  que alguna materia con la que trabajan es la más delicada del mundo: Seres humanos menores de edad.

De ese mismo terreno que tanto me ocupa y me preocupa, también llegan buenas noticias. Los fondos obtenidos en la carrera del 18 de septiembre en esta ciudad tan tranquila y habitualmente tan templada, traducidos a ayuda humanitaria, han llegado a su destino en el interior de Siria. En un campo de refugiados en la provincia de Idlib, próxima a Alepo, hay niños con camisetas de Santander corre por Siria. No pongo fotos hasta que alguien más autorizado las publique. Pero existen y las he visto.


Voy a poner una mía. Como regalo del año nuevo. He tenido la fortuna de hacer el tránsito del 16 al 17 en un lugar tan cercano como lejano. Un lugar con buena parte del  pasado común y con una realidad actual muy diferente. Un lugar en el que la mayor sorpresa me la ha dado un joven comerciante, lo suyo es vender, cuando ha calificado a la religión mayoritaria a este lado del Estrecho, como la religión del dinero. Yo, que no soy el más religioso de mi familia ni de mi comunidad de vecinos, me he sorprendido. La región más septentrional de Marruecos pasa por ser un baluarte del Islam más fundamentalista y hay algún rasgo en las vestimentas de muchos jóvenes que podría ir en esa línea, pero el pié que le he puesto a esa foto en una red social dice: Mirando la sima sociopolítica mayor del planeta: El estrecho. Y creo que es mayor que la cultural y religiosa. Solo nos queda imitar a la naturaleza, voy a volver a una esquina cerca de casa para certificar que la mimosa ha renacido. Puede ser foto para el próximo lunes.


martes, 27 de diciembre de 2016

2017





En lo personal y familiar el año que se cierra ha sido más que positivo. Ha nacido Olivia, mi primera nieta, y he dejado de estar en la soledad en que la vida me había colocado en 2008. De otras cosas he ido dando cuenta más o menos semanalmente. Nos espera un 2017 con centenarios tremendos. Menos mal que no es bisiesto.

En febrero, poco después de que Trump se convierta en presidente, y en abril y en julio y ..., a veces con los saltos de mes que procura la traducción del calendario gregoriano al juliano, se va a recordar, quién sabe de qué manera, el primer centenario de la revolución rusa, la revolución de octubre que sucedió en noviembre. 

En conexión con esos procesos y con una agresiva política naval alemana, se da la entrada en la Gran Guerra de los Estados Unidos, abril, que fue cambiando el curso de la misma hasta la derrota final de los Imperios centrales en noviembre del 18.

La víspera de San Fermín en Aqaba, Jordania, es posible que celebren el centenario de la derrota turca. Jerusalén, Damasco, Alepo, son cuentas de ese mismo rosario... Ese es el marco de la declaración Balfour que abrió un conflicto sin cerrar a día de hoy, al propiciar la creación en la zona de un estado hebreo. 

En lo cercano y con Catalunya/Cataluña en primer plano, también tenemos el centenario de nuestra crisis de 1917. ¿Qué mejor momento para intentar solucionarla de una vez?

Y a todos/as quienes leáis esto os deseo lo mejor en ese año que ya está a la vista: Feliz Año Nuevo/ Feliç Any Nou/ Feliz Ani Novo/ Urte Berri On / Bonne Année 2017 Ein glückliches neu Jahr / Gott nytt ar/ Happy New Year